El alcalde de El Castillo de las Guardas solicitará la declaración de zona catastrófica.

El incendio en el término municipal del Castillo de las Guardas de la semana pasada arrasó 1.845 hectáreas de encinas, eucaliptos y matorral afectando a los motores económicos de la comarca.

Las llamas afectaron a sectores estratégicos vitales para la zona como son el toro de lidia en la dehesa, el turismo así como las montaneras donde se cría el cerdo ibérico.

José Fiscal, consejero de Medio Ambiente ha subrayado que la “zona cero” del incendio fue el Corredor de la Plata y calificó de “terrorismo medioambiental” los 25 incendios del año pasado en este paraje natural.

Gonzalo Domínguez, alcalde de El Castillo de las Guardas, ha anunciado que solicitará la declaración de zona catastrófica del mayor incendio de este verano en Andalucía ya que tendrá graves consecuencias para un pueblo castigado por el paro y que ha desolado la ganadería, el turismo y la agricultura de la zona. “Ahora tendrán que pasar muchos años hasta que se reviertan las consecuencias del fuego y confíamos que la administración central, la autonómica y la provincial pongan de su parte para paliar las consecuencias, para que repueblen el arbolado y regeneren el monte en el menor tiempo posible” declaró Gonzalo Domínguez.

¿Cómo van a dar ahora de comer a 500 cabezas de ganado?” Se pregunta el alcalde que resalta las pérdidas millonarias sufridas.

Tenemos un desierto negro en el lugar donde hace unos días se acercaban muchas personas a disfrutar del entorno natural” destaca el edil. El incendio ha arrasado el ecosistema matando jabalíes, ciervos, meloncillos, jinetas y ha contaminado de cenizas las aguas de la comarca. 

Compartir