“Un gran desierto negro” así ha quedado El Castillo de las Guardas tras el incendio

Las autoridades trabajan con la hipótesis de que ha sido intencionado. Se busca a los culpables.

Gonzalo Domínguez, alcalde de El Castillo de las Guardas ha calificado el estado en que han quedado las más de 1.600 hectáreas que han sido presa de las llamas como un “desolador gran desierto negro”.

En declaraciones a una agencia de noticias, Domínguez ha lamentado este suceso afirmando que el fuego ha destruido “parte del patrimonio municipal” y que “te levantas y el pueblo huele a quemado” afirmando que “el panorama es desolador, porque miras al campo y ves un gran desierto negro”.

Domínguez ha enumerado las pérdidas ocasionadas por el fuego destacando que este suceso afectará notablemente a la crianza de cerdo ibérico debido a la quema de encinas y a la del toro bravo, cuya ganadería ha perdido el 75% en las llamas.

El incendio, ya estabilizado, obligó a desalojar a unos 80 vecinos de dos pedanías de El Castillo de las Guardas que ya han podido regresar a sus viviendas. Las autoridades buscan a los culpables a quienes califican como “terroristas”.

Compartir