El Consistorio de Bormujos ha publicado un comunicado en el que aseguran que el servicio privado de emergencias que contrató para cubrir la feria de la localidad contaba con todas las garantías necesarias para garantizar la seguridad de la fiesta. Aseguran que los medios que han publicado que había personas disfrazadas de bomberos están tergiversando la información ya que, según el gobierno municipal, se trata de profesionales con la titulación adecuada “para ejercer las labores de primera intervención en caso de emergencia”. Sin embargo esta contratación ha provocado la denuncia ante la Guardia Civil de los Bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe.

Los periodistas han preguntando al consistorio sobre que formación tienen los empleados de la empresa contratada ya que la ley de emergencias de Andalucía contempla que sólo los funcionarios pueden encargarse del servicio de extinción de incendios e incluye dos únicas excepciones: Los bomberos voluntarios, que trabajan sin recibir remuneración (no es el caso) y los agentes de emergencia de empresa, que tienen como ámbito su centro de trabajo, por ejemplo los retenes que operan en una refinería y son contratados por las compañías (que tampoco es el caso). En ambos casos tanto los voluntarios como los operarios de emergencia de empresa tienen que ser homologados por la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA).

El Ayuntamiento no aclara si cuentan con la homologación necesaria

Las fuentes municipales aclaran que el personal de la empresa contratada, RMD Seguridad, no son bomberos pero “tienen la formación necesaria para una primera intervención, desde la caída de la rama de un árbol a apagar el fuego de una freidora”. Sin embargo la ley andaluza que regula todas las emergencias no se recoge en ningún lado el concepto de primera intervención y en cambio es totalmente firme en cuanto a quienes pueden asumir el servicio contra incendios en el ámbito público.

Digital Sevilla ha tenido acceso a la denuncia presentada por los Bomberos de la Mancomunidad que ha causado la apertura de diligencias por parte de la Guardia Civil. En dicha denuncia, los bomberos aseguran que el concejal de Seguridad Ciudadana de la localidad se negó a identificar al personal de la empresa privada. Desde el Ayuntamiento aseguran que los propios bomberos pudieron contactar directamente con los trabajadores.

Al preguntar a fuentes municipales sobre los motivos que llevaron a contratar a esta empresa privada argumentan lo siguiente: “El pasado mes de junio, el Ayuntamiento se puso en contacto con bomberos del Aljarafe con objeto de contar con un retén de emergencias para la feria. Ante el conflicto laboral que atraviesa el colectivo, éste respondió que no podría asegurar la presencia de un retén. La delegación de Movilidad y Seguridad se vió obligada a contratar a una empresa que ofreciese un servicio de emergencias de primera intervención”.

El Consistorio asegura “que no les quedaba otra opción”. Pero los Bomberos aseguran que sí la hay, solventar las condiciones laborales de un colectivo que depende en último extremo de la Diputación, donde gobierna el mismo partido (PSOE) que en Bormujos.

El Consistorio de Bormujos informó que el Ayuntamiento de Tomares, que es del PP, también ha contratado este retén privado para la feria que se celebra estos días. Los bomberos del Aljarafe han confirmado a este medio que también formularán denuncia contra este Ayuntamiento y en los mismo términos.

 

Compartir