La Junta no responde sobre cuatro supuestos enchufes de docentes en Sevilla.

Esther Gil, delegada del Gobierno de la Junta en Sevilla y María Francisca Aparicio, delegada territorial de Educación no tienen respuesta sobre la supuesta contratación irregular de cuatro docentes. La consejera de Educación, Adelaida de la Calle, declaró que estas polémicas contrataciones se realizaron “por designación” sin obtener ninguna explicación por el momento de nadie del Gobierno de Susana Díaz.

Juan Bueno, presidente del PP de Sevila y Patricia del Pozo, diputada autonómica por Sevilla denunciaron el “abuso” del decreto 302/2010 que ordena la función pública docente y regula la selección del profesorado y la provisión de los puestos de trabajo docentes. En dicho texto normativo se estipula que la Administración “podrá adscribir a sus distintos centros directivos, en comisión de servicio, a personal docente funcionario de carrera para tareas específicas del ámbito educativo”. El Partido Popular de Sevilla denuncia que mientras en el resto de Andalucía estas adscripciones son de unos 12 funcionarios, en Sevilla la cifra asciende a 50 docentes en los últimos años.

Juan Bueno resalta la contratación de la hija del inspector jefe de la Delegación hispalense, que fue contratada como adscrita al Comisionado del Polígono Sur. Cuando fue seleccionada no era funcionaria, requisito indispensable establecido en la ley. A su vez otras tres personas fueron seleccionadas para puestos similares.

Según la delegada territorial de Educación, María Francisca Aparicio estas cuatro plazas “no están adjudicadas” y que se está investigando el proceso de selección y quién lo realizó. “Yo no estaba en ese momento. No puedo decir quién la nombró” dijo la delegada ante las preguntas de los periodistas en la presentación del curso escolar.

Compartir