¡Caerán todos! Dijo el maestro Pujol.

Es repugnante como se está apuñalando políticamente a Pedro Sánchez para conseguir un pacto de silencio entre PP y PSOE. Hay que tapar lo que Pujol sabe de grandes personajes de la política española desde los años 70. Por eso lo dijo, caerán todos, para advertirlo muy claramente y por eso se protege a la familia Pujol.

Por eso hay que tapar toda la corrupción del PPSOE y de Convergència para que nada cambie. Eso es lo que está de fondo, y por ello están resucitando a los zombies del PSOE que saben mucho de porcentajes, de aeropuertos inútiles, de grandes obras públicas y empresas públicas infestadas de enchufados. La venta de armas que realizaron Zapatero y Bono a Venezuela no se explica en los medios. ¿Qué es lo que sabe Maduro o Pablo Iglesias de Zapatero y Bono? ¿Por qué se reunieron a cenar con él? ¿Por qué Zapatero es tan amigo de Maduro?

La operación “Gato Pardo” está en marcha, se trata de subir en un palio a la patrona andaluza, “estapresidenta” y traerla en volandas como la única solución para domesticar de nuevo al PSOE y volver al bipartidismo. Se trata de proteger a ambos partidos, a estas agencias de colocación, para que mantengan sus privilegios y su poder. Y para este objetivo están trabajando los antiguos y los nuevos partidos. La supuesta nueva política está siendo un fraude consciente o inconscientemente.

El señor Iglesias quiere ser presidente o un carguito en el gobierno sea como sea. Le importa muy poco todo lo demás, su ego le ciega, reventó el acuerdo, cortó cabezas y gracias a él hubo unas segundas elecciones. El Sorpasso diseñado en la Sexta era el objetivo, destruir a Sánchez y al PSOE, para que por aclamación trajeran a Susana Díaz, jefa del PSOE andaluz, ese partido tan limpio y ético, y todos sus lumbreras con sus bolsillos llenos de botellines calentorros y cabezas de gambas. Entonces lamadredetodoslosandalucesyandaluzas daría el poder al PP y todos calladitos.

Ciudadanos se está moviendo a espasmos pero al final sale a la luz lo que son, que prefieren claramente al PP aunque apeste. Han hecho que el percebe se mueva de la roca pero ha vuelto a pegarse a otra. Rajoy es viejo y listo, se ha cargado a todos y se merendará a Rivera cuando quiera. Sin embargo hay alguna posibilidad de cambiar todo para bien. El programa electoral de Ciudadanos coincide con Podemos en muchos puntos, la dación en pago por ejemplo. De hecho en el debate que mantuvieron ante Jordi Évole demostraron que en muchísimas cosas están de acuerdo y bromeaban sobre presentarse juntos a las elecciones. Ahora no pueden hablar entre ellos, mantienen una actitud hipócrita. Podrían regenerar la política, limpiar el país, dar esperanza a la gente hastiada y ayudar a los más jodidos pero no parece que vayan a hacerlo. Al final han venido a la política a bloquear los cambios.

Los 85 diputados del PSOE son muy pocos pero son tan inútiles como lo son los 137 del PP. Para sacar adelante los presupuestos o cualquier ley ambos partidos tendrán que ponerse de acuerdo con dos partidos grandes más, así que ambos gobiernos serían débiles. Prefiero un gobierno débil del PSOE donde el Parlamento sea el centro de poder a que vuelva a gobernar el extraterrestre del plasma.

“Luis se fuerte, hacemos lo que podemos” dijo el presidente a su tesorero con millones de euros en cuentas suizas, por menos de eso hubiera dimitido el presidente de EEUU o el primer ministro británico, pero aquí no. Bárcenas es la punta del iceberg de un sinfín de cargos del PP afectados por casos de corrupción. Si Rajoy deja de ser presidente, Bárcenas cantará la Traviata ya que Rajoy no podrá cumplir lo que le prometió y entonces será el fin del PP. Por eso tiene que ser presidente como sea, para que todo siga igual. Al Ovni de Pontevedra le falta robar un banco a cara descubierta o quitarle el dinero a un niño para conseguir la mayoría absoluta.

Me gustaría ver la cara de imbéciles que se les va a quedar a muchos si Rajoy vuelve a ser presidente y vuelve a burlarse de los españoles. Sobre todo esos periodistas mercenarios que trabajan día y noche directa o indirectamente para que eso ocurra. Los corruptos no devolverán nunca el dinero robado, no lo pone en la ley aunque los políticos lo repitan. Pueden decirlo un millón de veces pero no han cambiado la ley, y no devolverán ni un céntimo. Un amigo quiere fundar “Bendita Corrupción”, el partido que te roba pero no te miente. Lo mismo le apoyo, me afilio y me presento a presidente.

Compartir