Desaparición de Diana Quer: “Diana ya le había dicho ese verano a su madre que se iba a ir para no volver nunca”

Según publica hoy el diario El Mundo, Diana Quer, la joven madrileña desaparecida el pasado 22 de agosto en un pequeño pueblo de Galicia mantenía discusiones constantes con su madre y faltaba en muchas ocasiones a clase. Según cuentan sus compañeros de clase en el último curso acumuló más de 100 faltas injustificadas y arrastra cinco suspensos después de haber repetido curso. El pasado mes de abril, la madre de la chica, Diana López, se presentó en el centro educativo pidiendo al conserje que sacara a su hija del aula pero Diana no estaba. Se había esfumado.

Comenzó así la otra desaparición de Diana. Hasta tres días después la joven no dio señales de vida en aquella ocasión. Ni un whatsapp. Ni una nota de voz. Nada. Pero sin embargo la madre de la joven no denunció estos hechos a la Guardia Civil como sí hizo el pasado 22 de agosto en A Pobra de Caramiñal nada mas percatarse de que su hija no estaba en casa. No preguntó a sus amigas o conocidos. Simplemente se levantó, vio que su hija no estaba y llamó a la Guardia Civil.

Este comportamiento ha levantado las sospechas de la Guardia Civil: “Lo normal es que hubiese tanteado a su entorno antes de llarmarnos” comentan desde la Guardia Civil. La madre aseguró desde el principio que mantenía una relación idílica con su hija y que nunca se había ausentado de casa ocultando que si se había fugado en otras ocasiones por discusiones parecidas a las que había mantenido esa noche con ella, según varias amistades de la joven.

Las mismas fuentes aseguran que”andaban siempre de bronca. De hecho, Diana ya le había dicho ese verano a su madre que se iba a ir para no volver nunca“. Cuando se fugó en Abril ni siquiera sus amigas llegaron a saber dónde pernoctó a pesar de que solía publicar sus movimientos en las redes sociales. “Era muy confiada, su entorno era muy cambiante, se fiaba de chicos que conocía por internet y luego se andaba quejando de que si la acosaban. [Era habitual ver en el Twitter de Diana sus quejas ante supuestos acosadores]. Sus escapadas de casa eran continuas pero siempre volvía. A veces le decía a su madre que se iba con el padre y realmente no se iba allí. La engañaba mucho. Cuando desapareció yo no estaba preocupada. Sabía que volvería, pero ahora no entiendo nada. Diana ya habría vuelto. Es muy alocada pero no tanto como para irse de esta manera.Siempre amenazaba con desaparecer, pero esta vez han podido hacerla desaparecer”, dice a Crónica una de sus tres mejores amigas.

A Diana le gustaba escaparse apagando el móvil “para joder a su madre y preocuparla”, relata su amiga. Los días pasan y todavía no se sabe nada de la joven desaparecida. Cada vez los interrogantes son mayores y las pistas no acaban de aparecer. Seguiremos informando.

 

Compartir