Centenares de niños se quedan sin comer en los colegios de la provincia de Sevilla

La empresa Catering Brens lleva dos días consecutivos sin prestar adecuadamente sus servicios.

La empresa Catering Brens es noticia tras el muy deficiente servicio de comedor escolar en varios colegios de la provincia de Sevilla. Tras este nefasto día la delegación territorial de Educación en Sevilla emprenderá acciones sancionadoras contra la empresa de acuerdo a las penalizaciones previstas en caso de incumplimiento de las obligaciones en el pliego de contratación del servicio.

La empresa es adjudicataria del servicio desde el pasado 2 de septiembre y lleva prestando servicios de catering desde el curso pasado.

Catering Brens se ha comprometido a que no volverá a ocurrir ningún problema ante la notificación de la administración. La delegación territorial lamenta profundamente los errores cometidos por esta empresa y asegura que está trabajando para que no vuelva a ocurrir dicha situación.

El servicio de comedor escolar en Andalucía presta servicios a 180.000 niños y sirve 21 millones de menús con un gasto de 60 millones de euros por año.

En Tomares, el pasado martes 13, los colegios Infanta Leonor, el Carmen y Juan Ramón Jiménez recibieron el menú incompleto y 600 niños no comieron o lo hicieron a las cuatro de la tarde.

Ayer miércoles volvió a ocurrir afectando a 190 de los niños más pequeños de entre 3 y 5 años del Colegio Infantil El Carmen. En el Infanta Leonor y Juan Ramón Jiménez, 400 niños entre 3 y 12 años se quedaron sin comer.

José Luis Sanz, alcalde de Tomares declaró: “Cuando llegamos al Ayuntamiento de Tomares no había en el municipio ni una sola plaza de comedor por lo que, con fondos propios del Ayuntamiento, construimos 1.400 plazas con el objeto de hacer posible conciliar vida familiar y laboral. Es muy grave que la falta de previsión de la Junta de Andalucía esté provocando que muchos niños se queden sin comer, un problema que está alarmando lógicamente a los padres, que no tienen garantías de que sus hijos vayan a recibir adecuadamente este servicio en el colegio. Ante una situación tan caótica, la Junta de Andalucía debe de adoptar medidas urgentes, porque los padres se sienten muy inseguros con un servicio que no les garantiza que sus hijos coman todos los días”.

Compartir