Pablo Belén Esteban Iglesias, la marioneta del poder

La santísima trinidad del bipartidismo, Rajoy, Iglesias y Susana Díaz preparan su golpe final para que nada cambie.

Tras el último espectáculo de Sálvame Podemos en que Pablo Belén Esteban Iglesias ha vuelto a enfadarse consigo mismo, con Íñigo Errejón y con todo aquel que le lleve la contraria, sus votantes y sobre todo, una gran mayoría de españoles, esperan que se deje de hacer platós y piense en el futuro del país.

Su ego le llevó a pedir la Vicepresidencia, el CNI, RTVE, Interior, todo ello lo que “la gente” que está jodida del país espera que él arregle. Reventó de esta forma el acuerdo permitiendo así que Rajoy no se presentara a la investidura en la pasada legislatura, salvando al Ovni de Pontevedra.

El Capitán Plasma estaba muerto políticamente pero ahí vino Pablo Belén Esteban para salvarlo. El “Princeso” del pueblo llevó a Pedro Sánchez al atril para insultarle y humillarle. “La máquina de ganar dinero de LaSexta” pudo negociar su abstención y permitir un gobierno progresista pero decidió cortar cabezas, se puso al frente de la negociación y reventó las posibilidades de acuerdo. Pablo Belén quería ser presidente y acabar con el PSOE con el apoyo de las encuestas de Soraya-Marhuenda y el Obispo de LaSexta. Llevó al país a unas segundas elecciones y a pesar de devorarse a IU, la coalición perdió un millón de votos. Pero lo achacaron a la prensa, a todo menos a sus errores, Pablo Belén no falla nunca. Es puro, ligero y sensible como un ángel. Besa de forma “espontánea” a uno de su partido o rompe a llorar apretando los ojos al sol. Todo muy natural, faltó el “Hombre Bala” en aquel circo. Y por último su actitud de “¡¡Yo por mi sillón mato!!” hizo que la gente se desengañara y muchos vieron en él y en Podemos, un fraude. Las encuestas te hicieron pensar que era posible pero estaban cocinadas en un olla de Meiga, en un bosque muy oscuro, por una personita de la Moncloa para movilizar al electorado del PP. Te engañaron Pablo Belén, te necesitan porque eres muy útil ya que conocen tu ambición infantil y tu odio al PSOE. Tú levanta el puño que a Rajoy le divierte mucho, se mofó de ti en su investidura y todavía no te has dado ni cuenta.

La idea de que los ciudadanos de manera organizada formen un partido nuevo que regenere la política y ayude a los más necesitados es realmente necesaria, bella y honorable. Una izquierda limpia, conectada con sus votantes, que afronte los retos de la sociedad actual por nuevas vías, es apasionante y nos cautivó a muchos. Pero detrás de esa fachada solo hay una pandilla de amigos que se creen estrellas de Rock, o de Hollywood (sus vídeos de Star Wars son realmente un paradigma del nuevo pensamiento político de la izquierda 3.0) y que se pelean en un “Juego de Tronos” de traiciones, ambición y poder. Eligieron un macho alfa, un líder supremo que corta cabezas y purga al que le contradice. Podemos se ha podrido gracias a sus impulsores, el Gran Capital y Pablo Belén.

Ahora quiere eliminar políticamente a su amigo Errejón ridiculizándolo (se puso a sonarle los mocos en público y LaSexta lo retransmitió a escala planetaria) y partirá en dos al partido si hace falta para que al final su bando venza y no quede nadie que le pueda toser. Los círculos de Podemos son ahora pozos casi secos donde las opiniones de los ciudadanos han caído en las aguas fétidas de la ambición. Todo es un juego de esta marioneta de Soraya que acabará presentando un programa con Norma Duval, Rajoy paga muy bien a los que le defienden. Tranquilo Pablo Belén, podrás cantar en Fin de Año junto a Susana Díaz, Fernández Vara, García-Page, Ferreras o tu ídolo, Julio Iglesias. No te preocupes que tu talento lo explotarán las televisiones. Serás como uno de esos niños lanzados al estrellato por TeleSusana, Telecinco o Cuatro. Un juguete roto en manos de accionistas de grandes corporaciones y televisiones que manejan los hilos. No te preocupes que te van a utilizar un poco más. Telecinco ya está pujando por Pablo Belén, quiere arrebatárselo a Sálvame Ferreras a cambio de un puesto de director en RTVE.

Lo que hay en Podemos es una lucha pura y dura por los sillones y una estrategia de marketing para seguir en campaña siempre, para que el sueño de El Princeso del Pueblo no se disipe. No hay medidas concretas que discutir o negociar con otros partidos, solo proclamas que recitan todos sus líderes de forma metódica y no dicen nada. Me entristece porque mucha gente puso en Podemos todas sus esperanzas y las van a volver a defraudar.

Iñigo Errejón es más brillante que Pablo Iglesias, sabe que Podemos debe ser útil al país, dejarse de focos y gobernar de forma leal o dejar gobernar. Si dejan que Pedro Sánchez sea presidente sin absurdas peticiones podrán seguir siendo una voz fuerte y decisiva en el parlamento y luchar por sus convicciones.

El otro mecanismo del poder económico, Ciudadanos, tendrá que apoyar a Sánchez si no quiere desaparecer entre los dientes de Mariano. Rivera, déjate de poses que tu programa coincide con el del PSOE y el de Podemos en un 80%. No defiendas más a Rajoy que “hace lo que puede” por Bárcenas y se ha reído de ti en tu cara.  

Si Pablo Iglesias revienta la única vía posible de echar a Rajoy y pide sillones, Susana Díaz saltará al cuello de Sánchez para luego enchufar el Plasma y darle el gobierno a Rajoy. Entonces Podemos será objeto de la ira de “la gente” y los corruptos bipartidistas se reirán de todos mientras siguen saqueando el país montados en sus caballos de acero.

Compartir