Suspendido el juicio contra el dueño de un cibercafé que abusaba de menores

El juez ha dictado sentencia de conformidad tras acuerdo de las partes.

Se suspende definitivamente el juicio contra el propietario de un cibercafé acusado de abusos a tres menores a los que sedujo con juegos de ordenador. El acuerdo entre acusaciones y defensa ha hecho que se dictara una sentencia de conformidad.

El acusado acepta tres años de prisión, cifra muy inferior a los 15 que pedía la acusación particular o los 16 que reclamaba Fiscalía. En el acuerdo ha quedado fijado el pago de una indemnización de 37.000 euros consignadas por el acusado antes de que el juicio diera comienzo. Esta cifra es bastante superior a los 8.000 euros que fijó el Ministerio Fiscal en su escrito de acusación.

Según Fiscalía, Francisco Javier R.P. practicó tocamientos a tres menores de nueve, once y trece años cuando acudían al cibercafé en 2013 situado en la calle Virgen de Belén. El acusado atraía a los menores con videojuegos y aprovechaba que estaban delante del ordenador para realizar tocamientos, masturbaciones e incluso logró llevarse a una de las víctimas a su casa.

La madre del condenado fue denunciada por los padres de una de los menores por ofrecerles dinero para que retiraran la denuncia.

Compartir