Borrell “No era un sargento chusquero. No llegaba a cabo chusquero.”

1277

Borrell analiza en una entrevista el Comité Federal, los errores cometidos, la causa de la crisis, los beneficiados, la posición de Susana Díaz y el futuro del PSOE entre otros temas.

En una entrevista en el programa “El Intermedio” Josep Borrell habla en general sobre la crisis del PSOE y trata los siguientes temas:

Comité Federal:

Nos perdimos demasiado tiempo en cuestiones de procedimiento, cuestiones estatutarias, que tienen su importancia sin duda alguna porque los procedimientos determinan los resultados. Pero es el país lo que nos debiera preocupar. Todo lo que ustedes han contado es muy gracioso, hace reír pero detrás de todo eso hay una serie de problemas, que este país parece que no se quiere dar cuenta que los tiene. Espero que no me hagan hablar de las batallas estatutarias, eso ya lo hice y no tengo ganas de repetirlo. (…) Nunca había visto una división tan grande. (…) Una falta de respeto de las normas estatutarias a quién corresponde dirigir los debates en el Comité Federal.”

Errores cometidos:

Aquí han habido dos problemas, el problema fundamental es que el partido socialista ha discutido tres problemas a la vez. Hemos discutido qué hacer con el gobierno. Nuestros diputados votaron NO a Rajoy porque así se lo había mandatado el Comité Federal. ¿Qué hacemos después de eso?, es una discusión que nunca se ha llegado a plantear abiertamente y que será bueno que se haga cuanto antes.

Discutíamos ¿aquí quién manda?, una discusión sobre el poder, legítima, pero que hay que hacerla de acuerdo a las normas y los procedimientos establecidos y luego discutimos sobre las normas y los procedimientos, las tres cosas a la vez. Y hubiera sido bueno separalas.”

Yo creo que se han cometido dos errores grandes. Uno por la parte de la Ejecutiva saliente, que tras cumplir con el mandato de decir “no” a Rajoy, debería haber ido al Comité Federal y haber dicho, misión cumplida. He hecho lo que me dijísteis, y ¿Ahora qué? Hacemos un gobierno alternativo. Yo quiero un gobierno alternativo. ¿Lo queremos de verdad? Si de verdad lo queremos lo vamos a intentar. Y si no lo queremos, decirlo. Y sacar las consecuencias lógicas de eso.”

El gobierno alternativo disparó la crisis:

Eso parece. Su error creo que fue no plantear abiertamente el tema y exigir a los miembros del Comité Federal que sacaran las consecuencias lógicas de las cosas que decían todos los días. ¿No se puede gobernar con 85 diputados? Bueno, a lo mejor no, depende de los apoyos que tengas. Es muy difícil, quizás no. Pero entonces ¿Cual es la consecuencia lógica de eso?

Si no se puede gobernar con 85 y dices que nos tenemos que ir a la oposición, entonces ¿Qué hacemos?

Anda dilo. Dilo. Pero nadie lo dice. Había que haberlo planteado, un debate político, pesando ventajas e inconvenientes, de todo hay, y sacar conclusiones.

Ese fue su error, intentarlo hacer sin tener el apoyo de una parte de, por una parte está la militancia y por otro están los dirigentes, está claro que no le apoyaban.”

Y el otro error fue intentar echar a la Ejecutiva presidida por Pedro Sánchez por un procedimiento que no era el adecuado. Es perfectamente legítimo, si usted cree que una ejecutiva no funciona bien en una organización, en un partido político, le pone una moción de censura. Va y dice: Oiga quiero que se vaya. 20% de los votos, planteo una moción, se discute, se debate y si la gano usted se va. Así es como se deberían haber hecho las cosas, abiertamente. Pero hacer dimitir a un grupo importante de miembros de la Ejecutiva, que supongo que no dimitieron todos espontáneamente, el mismo día ¿no? Que no se les ocurrió a todos a la vez ¿no? Hombre parece que algo de coordinación debió de haber. Para decir, entre estos, más los que ya dimitieron, más el que se murió, ya tenemos la mitad más uno, la Ejecutiva cae. Y así no hace falta discutir nada. Ni votar nada. Yo creo que éste no es un procedimiento adecuado.

Pero en fin, esos son los problemas que hemos tenido, ahora créame, el problema que tenemos es el del país. Este país que no nos queremos dar cuenta que tenemos un desafío extraordinario en Cataluña, que hablamos hace un año aquí. No nos queremos dar cuenta que dentro de un año tenemos un movimiento secesionista que tiene el 48% de los votos y todavía hay gente dice que con los nacionalistas no se habla.

¿Cómo que no se habla? Yo no soy sospechoso de nacionalismo ¿Verdad? ¿Pero alguien cree que se pueden resolver los problemas sin hablar? Hay un 48% de la gente que ha votado a favor de la secesión y ¿no queremos hablar con sus representantes? Entonces, ¿qué queremos hacer?”

Quién sale beneficiado:

Fundamentalmente el Partido Popular. Porque hasta ahora estábamos en una posición de fuerza que nos hubiera permitido, desde intentar formar un gobierno alternativo, para lo cual hay que contar con Podemos. A mí me hace gracia que amigos míos me reprochen, algunos muy duramente, que yo haya defendido el diálogo con Podemos. ¿Cómo no vamos a hablar con Podemos? Pero si las dos izquierdas, nos guste o no nos guste, que en este momento hay en este país, no son capaces de aproximar posiciones, gobernará siempre la derecha. Es que en Castilla La Mancha, en Extremadura, en Valencia, ¿No gobernamos gracias a ellos? A mí que alguien me lo explique. Pues claro que hay que hablar con ellos. ¿Para qué? Pues para intentar formar ese gobierno altenativo. ¿O es que pensamos formar un gobierno alternativo nosotros solos?”

Hasta ahora no me han comprendido muchos. Cuando mis compañeros del Comité Federal dijeron no a Rajoy, sabían que teníamos 85 diputados. … digo yo que tendrían en la cabeza alguna solución alternativa. Porque si no la tenían y al mismo tiempo dicen que no quieren terceras elecciones, entonces ¿Por qué dijeron que no a Rajoy?”

No ha Rajoy. Hecho. ¿Y ahora? Tendremos que intentar un gobierno alternativo porque ustedes han dicho no a Rajoy. Difícil, claro que es difícil. Pero inténtenlo seriamente. Y si no lo quieren hacer díganlo. Ahora ha llegado el momento de hacerlo. Yo espero que la nueva dirección transitoria del partido tenga esto como un objetivo prioritario. Y que todo el mundo diga lo que cree que se debe hacer.

España primero. ¿Alguien va a estar en contra de eso? Mire qué fácil es decirlo. Pero ¿qué consecuencias lógicas extrae usted de eso?”

Pido a los dirigentes del PSOE que dejen de ponerse de perfil y aborden los problemas del país. Se pronuncien y decidan, asumiendo los pros y contras”.

Borrell denuncia tres problemas graves que no se están tratando como son las exigencias de Bruselas, Cataluña y la educación.

Gobierno Frankenstein:

Gobierno Frankenstein es un buen invento mediático. No se trata de nombrar al señor Junqueras ministro de las autonomías ¿no? No se trata de hacer un gobierno con independentistas…etc, como algunos dicen.

Se trata de ver si es posible un mínimo común denominador entre las grandes fuerzas alternativas que han ido surgiendo por la izquierda y por la derecha, Podemos y Ciudadanos, cosa que es muy difícil, y algunos han dicho ya que no, pero a lo mejor no se ha intentado suficientemente.”

Susana Díaz y el gobierno Frankenstein:

Bueno yo la he oído decir muchas veces que hemos de estar en la oposición. Yo discrepo, los ciudadanos nos han puesto en el Parlamento y en el parlamento depende. Hay muchos países en Europa donde gobiernan el segundo y hasta el tercer partido menos votado, todo depende de los apoyos que tengas de los demás. Pero claro, si alguien dice nos tenemos que ir a la oposición. A mí solo me queda preguntarle: Oiga ¿Cómo nos vamos a la oposición? Anda dígalo ya de una vez.”

Terceras elecciones:

Con el espectro de unas terceras elecciones, ahora es una ocasión de oro para el Partido Popular, los socialistas no tienen ni candidato. Para decir, ahora soy yo el que pone condiciones para que me apoyéis.

Como no os comprometáis además de la investidura, el presupuesto, a lo mejor no me interesa vuestro apoyo. La táctica política ha ofrecido una oportunidad al señor Rajoy que debe haber agotado el stock de puros en la Moncloa.”

PRISA y los medios:

La democracia es fundamentalmente información. Es la gasolina de la democracia. Si la información es mala. Si se dicen cosas que no son ciertas, como los 16.000 millones de Cataluña o el Señor Sánchez está cesado, son dos falsedades del mismo calibre, entonces los ciudadanos no pueden disfrutar de un debate digno de este nombre. Porque falta lo fundamental, es saber qué está pasando y quién hace qué.

Y yo creo que en esta crisis algún medio de comunicación ha jugado un papel “impropio” de un medio de comunicación independiente.”

Gobierno alternativo y la gestora:

No sé si los que han hecho todo lo posible para que dimitiera participan de este punto de vista. Por lo que han dicho hasta ahora más bien parece que no.”

Primarias (que él también ganó y tuvo que dimitir):

Parece que las primarias están gafadas ¿No? No puede funcionar la democracia sin partidos políticos. Y quiero reivindicar en estas horas bajas del PSOE un cierto orgullo porque yo me he dejado muchos años de mi vida para trabajar, para construir este país, por este país desde los principios socialdemócratas. Y creo que este país no puede funcionar sin un partido socialdemócrata fuerte.”

El futuro del PSOE:

Hace falta un partido capaz de hacer tres cosas: de presentar programas, propuestas, que la gente crea que le beneficia, el partido socialista ha perdido el apoyo de las capas más ilustradas de la sociedad. Pierde en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes. No puede ser un partido rural de gente mayor. Con todo el respeto por la gente mayor y los que viven en el campo. Si no reconquista las clases medias urbanas haciéndoles una propuesta atractiva de progreso no volverá a ser una fuerza mayoritaria.”

Tiene que seleccionar el personal político, tiene que seleccionar gente capaz, competente.”

Tiene que socializar la política. La política no es una cosa de los políticos. La política es una cosa de la gente. Y una forma de hacerlo es a través de las primarias.”

Sargento del denominado “golpe de Estado”:

No quiero utilizar eso. Pero a la vista de cómo se desarrolló el Comité Federal creo que me pasé. Realmente no era un sargento chusquero. No llegaba a cabo chusquero.”

Compartir