Las violaciones de Sanfermines y Pozoblanco podrían haber sido realizadas por los mismos autores

Las coincidencias de los dos casos cometidos presuntamente por jóvenes sevillanos

La supuesta violación grupal ocurrida en los pasados Sanfermines perpetrada por cinco jóvenes de Sevilla podría no ser la única que realizaron. El juez ha encontrado indicios que cuatro de los cinco procesados abusaron sexualmente en mayo de una joven de 21 años en Pozoblanco (Córdoba).

Al parecer grabaron los abusos con un móvil y enviaron uno de los dos vídeos a un chat. El juez sostiene que “existen serios indicios de que podrían haberse utilizado sustancias específicamente destinadas para provocar la inconsciencia de la víctima”.

Las coincidencias de ambos hechos delictivos son las siguientes:

Los autores

La violación de Pozoblanco la llevaron a cabo al parecer los mismos que en Pamplona salvo uno de los acusados. Son un grupo de amigos, uno de ellos militar y otro Guardia Civil.

El modus operandi

Al parecer los jóvenes drogaron a la víctima de Pozoblanco con el burundanga “la droga de la verdad”, un potente narcótico que anula la voluntad de la persona que la inhala. Utilizaron la fuerza del grupo para reducir a la chica. En las dos ocasiones grabaron los delitos con un móvil.

Difusión por internet

Al igual que en Pamplona comparten vídeos en chats con otros amigos que no pudieron ir a las fiestas.

La prueba principal

Esos vídeos son las pruebas que corroboran la denuncia interpuesta por las víctimas y están vinculados a los mismos teléfonos móviles.

Compartir