La juez y la Fiscalía denegaron la protección solicitada por la mujer asesinada en Olivares

La magistrada de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) denegó la orden de alejamiento de la mujer asesinada presuntamente por su marido en Olivares.

La jueza apreció unos fundamentos como “ la calificación de riesgo no apreciado realizada por las fuerzas de seguridad” tras el rechazo de la Fiscalía a la medida con el respaldo del informe de las fuerzas de seguridad que señalaba “riesgo no apreciado” para la mujer, que tenía dos niños de 3 y 5 años con el presunto asesino.

Antonio Sanz, delegado del Gobierno en Andalucía, ha anunciado una investigación para esclarecer “todos los procedimientos seguidos teniendo en cuenta que finalmente culmina en una decisión judicial”.

El pasado 17 de septiembre a las 00.00 horas acudió al cuartel de la Guardia Civil de Sanlúcar la Mayor y denunció que había sido agredida por su marido al que detuvieron y pusieron a disposición judicial. Según el TSJ la mujer, de 26 años de edad, solicitó una orden de protección que fue denegada por la juez y por el Ministerio fiscal.

El fundamento para denegar la protección fue las versiones contradictorias de ambos, que el presunto asesino no tuviera antecedentes penales y el informe de las fuerzas de seguridad de “era de riesgo no apreciado”.

El pasado domingo, a las 12:47 horas el marido apuñaló presuntamente a la mujer con un cuchillo hasta matarla. Policía Local, Emergencias 061 y Guardia Civil acudieron y certificaron el fallecimiento de la joven.

El asesinato ocurrió en la calle Primero de Mayo de Olivares (Sevilla), domicilio de una mujer mayor donde la víctima trabajaba como cuidadora.

Diez minutos después, la Guardia Civil detuvo al marido, presunto autor, en el municipio de Salteras.

Tras compartir vivienda en Olivares vivían separados en casas diferentes antes del asesinato.

Compartir