Desarticulada una red de narcotraficantes con sede en Dos Hermanas transportaba hachís oculto en naranjas

La Operación Rajado-Puntalero de la Guardia Civil ha desarticulado con éxito una organización dedicada al transporte de drogas entre España e Inglaterra ocultas en camiones que transportaban naranjas.

La operación se ha desarrollado en varias localidades malagueñas y en las sevillanas de Alcalá de Guadaíra y Los Palacios y Villafranca. 

Todo comenzó cuando la Guardia Civil de Tráfico de Málaga interceptó en la autopista A-7 una furgoneta, cuyo conductor huyó a la carrera dejándola abandonada. Luego se comprobó que la furgoneta contenía 1.034 kilos de hachís, distribuidos en 32 fardos.

La posterior investigación sobre la identidad del conductor y la procedencia y destino de las drogas llevó a la Guardia Civil a la detención de toda la banda criminal.

 

Sede en Dos Hermanas y Los Palacios

La banda creó dos empresas legales de importación y exportación de productos cítricos para realizar envíos periódicos al Reino Unido. Las drogas eran envasadas al vacío en una casa de Alcalá de Guadaíra y luego eran trasladadas a dos naves situadas en Los Palacios y Dos Hermanas. Allí eran camufladas entre cajas de naranjas que introducían en la parte central de los camiones.

El método utilizado por esta banda era casi imposible de detectar por los diferentes controles ya que los perros no la podían oler al encontrarse envasada al vacío y rodeada de naranjas. Tampoco levantaban sospechas ya que el envío de naranjas era totalmente legal y contaba con todos los permisos necesarios.

 

Compartir