El asesino de Pioz fue acompañado por un desconocido a la urbanización donde cometió los crímenes

Patrick Nogueira Gouveia, autor confeso del cuádruple asesinato de Pioz (Guadalajara), fue conducido por un hombre desde la parada del autobús, donde subió, en Alcalá de Henares (Madrid) hasta la urbanización del chalé donde cometió los asesinatos.

El acompañante, aún sin identificar, llevó en su coche al joven de buena fe, sin sospechar siquiera las intenciones y las ganas “irrefrenables” de matar que Patrick Nogueira ha reconocido que ya sentía dentro del autobús para luego acabar con la vida de sus tíos y de sus sobrinos de cuatro y un años.

El autor confeso preguntó a ese desconocido dónde estaba la urbanización La Arboleda y el hombre se ofreció a acercarle. El acompañante podría dar detalles importantes a los investigadores de las horas que precedieron a los asesinatos.

Patrick, sobre las 13:00 del pasado 17 de agosto, tras ir al gimnasio como de costumbre, subió a un autobús , probablemente el de la línea 271, en Alcalá de Henares y se bajó en Pioz.

Sus tíos, tras sentirse agobiados por el joven, se mudaron a Pioz pero le dieron su dirección. Patrick no había estado nunca en el chalé, por ello miró el plano de la urbanización en la puerta de la misma, localizó la casa llevando en su mochila la navaja, cinta aislante, y bolsas de basura con la que pudo cometer los crímenes.

El autor confeso se entregó el pasado día 19 de octubre cuando llegó al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas tras intensas conversaciones con agentes de la UCO, Unidad Central Operativa de la Guardia Civil del abogado de la hermana y del asesino.

Las contundentes e irrefutables prueblas de los investigadores, el riesgo de que en Brasil pudiera pasarle algo convencieron al joven para que declarara y se defendiera en España.

La hermana de Patrick y el abogado mandaron un mensaje de Whatsapp a la Guardia Civil a las tres de la madrugada del pasado 19 de octubre anunciando que el acusado iba a Madrid a entregarse. Una vez comprobado que viajaba solo e informados la tripulación y el comandante, la Guardia Civil pidió una escalerilla en la parte trasera del avión y cuando bajó Patrick lo detuvieron.

Compartir