Tira las pertenencias de su inquilino y cambia la cerradura para echarle

97

Condenada la propietaria de una vivienda de Roquetas de Mar por el Juzgado de lo Penal número 1 de Almería por un delito de coacciones al intentar que abandonara la casa el inquilino que arrendaba su casa tirándole las pertenencias y cambiando la cerradura.

La sentencia sobre la que cabe recurso de apelación impone a la propietaria una multa de 1080 euros, el pago de una indemnización y a pagar las costas procesales.

El pasado mes de junio la mujer fue a la vivienda que tenía alquilada y “con la intención de forzar a su inquilino a abandonar el citado inmueble”, recogió las pertenencias del inquilino y las tiró.

El fallo señala que la propietaria aprovechó una mañana cuando el hombre no estaba en la vivienda para ejecutar su plan. Tras deshacerse de las pertenencias cambió la cerradura del inmueble pese a estar en vigor el contrato de arrendamiento.

La sentencia recoge la confesión de la propietaria de cómo ella misma “abrió la casa y entró en la misma” cuando “aún estaba pendiente y en vigor” el contrato de alquiler. La acusación particular pedía a su vez que fuera encausada por allanamiento de morada y daños.

Compartir