Más de 29.000 muertos seguían cobrando su pensión en España

Según un informe del Tribunal de Cuentas 29.321 pensiones se cobraron de forma fraudulenta al haber fallecido sus titulares. El importe de dicho gasto se cuantifica en 25,3 millones de euros, sólo en el pago de las pensiones de diciembre de 2014.

El Tribunal ha detectado poco control de los fallecimientos por parte de la Tesorería por un mal sistema de cruce de datos con los diferentes registros, por no haber un sistema para la detección de las muertes. A su vez, la banca no fiscaliza si sus clientes han fallecido.

Uno de los casos conocidos recientemente es el de la señora de 67 años de Sevilla que ocultó la muerte de su marido a la administración durante cinco años cobrando de forma fraudulenta 26.000 euros.

La investigada falsificó la firma de su difunto marido en bancos y documentación para la administración y sólo fue detectado cuando la Tesorería de la Seguridad Social detectó fallos en su expediente.

El Grupo de Fraude Fiscal de la Policía Judicial de Sevilla fue el encargado de realizar la investigación que acabó con la viuda detenida por estafa que ha quedado en libertad con cargos.

Compartir