Susana Díaz incumple otra promesa: no habrá nuevos profesores en 2017

Susana Díaz.
Susana Díaz.

La Junta de Andalucía no convoca pruebas para profesores de Infantil, Primaria y Educación Física incumpliendo una de sus principales promesas.

La consejera de educación de la Junta de Andalucía aprovechó un turno de ruegos y preguntas en una mesa sectorial con los sindicatos para anunciar, ante la sorpresa y el estupor de los presentes, contra todo pronóstico, que convocarían las 2.300 plazas apalabradas con Ciudadanos en su pacto de gobierno pero que entre las categorías ofertadas no van a figurar las más demandadas.

No habrá nuevos maestros de Infantil, Primaria y Educación Física. Las plazas serán para especialidades secundarias como francés, inglés, música, pedagogía terapéutica y audición y lenguaje.

Este anuncio deja tirados a cientos de maestros que llevan ya meses o años estudiando para presentarse a las oposiciones.

Los sindicatos alertan de que faltan al menos 8.000 profesores en la educación pública andaluza.

“La oferta es insuficiente, juegan con las jubilaciones, y desde la Consejería de Educación ocultan datos. Es una auténtica tomadura de pelo y un desprecio a la especialidad de maestro de Primaria que nos preocupa mucho”, denuncian desde uno de los sindicatos más importantes en la educación andaluza. Esa ‘secundarización’ de la figura del profesor tutor, ese “maestro de referencia de toda la vida”, que es el que más horas acompaña a los niños en una etapa clave, es un asunto que alerta a los sindicatos del sector educativo.

“Va quedando un déficit crónico que después nunca se va resolviendo. Calculamos que en estos años de crisis hay unas 4.000 plazas de profesores perdidas”, apunta Paco Hidalgo desde CSIF. En 2015, según los datos oficiales, hubo 1.000 plazas que se disputaron más de 29.000 aspirantes. 250 fueron para maestros en Primaria (100), Educación Infantil (100) y Educación Física (50).

“Hay cientos de profesores que están estudiando y que han perdido dinero, tiempo, ilusión y ganas”, señala Paco Hidalgo, de CSIF. La situación además se complica porque todo apunta a que no saldrán oposiciones para maestros hasta 2019. Aunque no hay ninguna regla escrita, la Junta suele alternar cada año las convocatorias para Infantil y Primaria con las oposiciones a Secundaria, Formación Profesional y otras especialidades del régimen especial.

La Junta no anunció oficialmente las oposiciones para maestros, aunque sí que circularon por las redes sociales datos sobre el reparto de plazas que ahora se ha demostrado que no tenían ninguna fiabilidad. Esto animó aún más a mucha gente a pagar una academia y ponerse a hincar los codos.

Muchos frentes abiertos.

Con estas medidas, Susana Díaz, podría enfrentarse a una movilización en la educación andaluza a la que tendría que sumar las fuertes protestas por los recortes en sanidad y las denuncias por los problemas medio ambientales en el parque nacional de Doñana.

 

Compartir