La líder del ‘golpe’ tiene miedo a perder pero el aparato la obliga a presentarse

Después de haber partido en dos al partido la baronesa se resiste a presentarse por miedo a perder pero el aparato y los medios afines al ‘golpe’ la están empujando a que se presente sí o sí.

La Gestora del PSOE lleva gobernando el partido de forma ilegítima 100 días ya que en los estatutos no se fijan las atribuciones que está ejecutando. La militancia y los votantes socialistas están muy enfadados con el ‘golpe susanista’ y como se dio el poder a Mariano Rajoy cuando la mayoría de los españoles votó cambio.

Javier Fernández cumple las órdenes de Susana Díaz a través de su portavoz, Mario Jiménez y eso no está gustando nada en el seno del PSOE. Este tiempo no ha servido para coser el partido, al revés, se está creando una división entre el aparato y la militancia que solo se solucionará cuando le permitan votar a las bases del partido.

El PSOE ha caído a tercera fuerza política a falta de ver quién lo lidera ya que muchos han declarado que si sale Susana Díaz se irán del partido o no le votarán nunca.

Tras el bochornoso espectáculo del ‘golpe’ en un partido hasta entonces democrático se retrasa el Congreso para favorecer a Susana Díaz y perjudicar a Pedro Sánchez en una nueva estrategia ‘golpista’ que enfada más a la militancia.

Pasado cien días de gobierno ilegal de la Gestora actuando fuera de los estatutos del partido y tomando decisiones que alejan cada vez más a sus votantes a pesar de encuestas interesadas de medios que apoyaron el ‘golpe’ como La Sexta o el grupo PRISA.

El nuevo bipartidismo que se atisba, con una oposición sumisa que intenta desdibujar a Podemos y Ciudadanos está yendo en dirección contraria a lo que los españoles han pedido, cambio. Susana Díaz, después de haber encabezado la conjura está dudando si presentarse pero el aparato la van a llevar a la fuerza a que se presente. Después de la que ha liado lo que no aceptan es que intente parecer que ella no ha sido y que no se va a presentar. La imagen de la federación andaluza, con los escándalos multimillonarios de corrupción a sus espaldas, y la baronesa que organizó el ‘golpe’ a la cabeza ha quedado muy dañada y la militancia opina que es esta federación es autoritaria, impositiva y egocéntrica.

A la tercera vía ni está ni se le espera así que cuando se convoque las primarias el partido puede que vuelva a estar dirigido por Pedro Sánchez con una serie de dirigentes enfrente que tendrán que decidir si dimitir y marcharse, no lo harán, ser leales al secretario general dos veces elegido por la militancia o seguir dañando a su partido hasta la extinción política del mismo.

Compartir