Spiriman denuncia una campaña contra él “Que solo soy médico, uno más”

Jesús Candel, Spiriman, denuncia la “traición” de los otros sindicatos que han firmado con la Junta a tres días del mitin de Susana Díaz.

El sindicato médico y Jesús Candel continúa su lucha contra la Junta de Andalucía por los recortes y el desmantelamiento de las instalaciones hospitalarias de Granada. Los profesionales sanitarios piden dos hospitales completos así como la dimisión de los responsables del “desastre de gestión” que ha llevado a la Sanidad Pública en Granada y Huelva a estar en pie de guerra.

El médico denunció ayer un acuerdo provisional y que retira la petición de dos hospitales completos. Un acuerdo firmado que puede amenazar la manifestación del día 16 en Jaén, cuando Susana Díaz estará en un mitin junto a Zapatero.

Pero la lucha sigue, según el sindicato médico y Jesús Candel (Spiriman). En un vídeo en youtube, Jesús Candel denuncia lo que está pasando para desactivar su causa y atacarle a él personalmente:

El sindicato médico les ha dicho que no firmaran eso, que era una triquiñuela…y ellos lo han firmado. ¿Cómo sois tan ineptos y tan vendidos? Si teníais un documento de una ciudad entera….Y nos pegáis esta puñalada en la espalda…”

“Por favor, os pido a Granada, vámonos todos a Jaén… Pero ¿Qué pasa aquí? ¿que todo el mundo está vendido?… Nada más que piensan en su bolsillo, estos de los sindicatos. Me habéis decepcionado… los de comisiones… ¿Qué queréis poneros medallitas de que vosotros defendéis a los trabajadores? ¡Qué manera de engañarnos! Un documento firmado por toda Granada; y está Granada esperando esta reunión de hoy; a que firméis ese documento … por el bien común de todos….Dais vergüenza ajena. Como en el último momento os bajáis los pantalones. Estamos decepcionados. Os están engañando con un documento. ¡Leedlo bien! Y la prensa por favor, que ya estáis diciendo, ya están negociando….”

“Spiriman quiere que los que engañan a la gente se vayan. Están preparando una campaña de desprestigio contra mí… Que se van a inventar historias, de verdad, que poca vergüenza. Lo estamos pasando mal, los médicos y los pacientes.”

Al médico se le saltan las lágrimas en su alocución final:

Es de rabia, de impotencia de ver lo torpes que sois. Que esto es para todos. ¡Que esto es para Granada! ¡Dejad ya de mentir! ¡Sed valientes!… ¡Dad la cara!…Siempre se van por la tangente. Sentaros de una vez ya y darle a la ciudad lo que queremos. Todo el (…) día hablando mal de mí, ¡difamando! Sacad pruebas. ¡Que soy médico, que soy sólo médico! ¡Que no hay más! ¡Uno más!

Venga todos a Jaén, y luego a Granada. ¡Hasta que lo consigamos!

Comentarios
Compartir