Marhuenda dice que sólo se arrepiente de haber llamado “zorra” a la jefa de gabinete de Cifuentes

Marhuenda con una amiga - Fuente: Wikipedia
Marhuenda con una amiga (Esperanza Aguirre) - Fuente: Wikipedia

El polémico tertuliano y director del diario La Razón ha ofrecido esta mañana declaraciones ante varios medios de comunicación en los que asegura que “no ha coaccionado nunca a nadie”.

Tras sus declaraciones ante el magistrado a la salida del tribunal Marhuenda ha afirmado ante los periodistas que “nunca, nunca, nunca” ha coaccionado o presionado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, de la que ha asegurado que tiene “la mejor de las opiniones”.

“Volvería a hacer exactamente lo mismo que hice, que es nada. No he hecho nada incorrecto. Conozco a Cristina Cifuentes desde hace 30 años, ¿cómo la voy a amenazar?”, ha subrayado Marhuenda y ha añadido que “en mi vida la he presionado y en mi vida he intentado influir en un proceso judicial”. El colaborador habitual de Al Rojo Vivo además ha añadido que “nunca hemos hecho nada incorrecto”, refiriéndose tanto a él como a Casals.

Marhuenda ha reconocido la existencia de conversaciones telefónicas con Mauricio Casals que han derivado en su imputación. “Eran unas conversaciones con un amigo que estaba desesperado”, ha añadido el director de La Razón. “Hablando por teléfono, hay palabras que se pueden entender mal”, pero “eran conversaciones para tranquilizar a Edmundo Rodríguez”, ha concluido.

De esa conversación, Marhuenda dice que sólo se arrepiente de haber llamado “zorra” a Marisa González, jefa de gabinete de Cifuentes. “Pido perdón por esa palabra. No estuve en mi mejor día, fue un comentario coloquial desafortunado”, ha indicado, para explicar que González salió en la charla porque Rodríguez Sobrino “estaba obsesionado con que era ella la que filtraba cosas en su contra”.

Compartir