Pedro Sánchez intenta tender puentes con Podemos mientras Susana Díaz los dinamita

Susana Díaz fingía llevarse bien con Pedro Sánchez mientras planeaba el
Susana Díaz fingía llevarse bien con Pedro Sánchez mientras planeaba el "golpe" del 1 de octubre

Susana Díaz ha emprendido una nueva estrategia, tras intentar sin éxito liderar el PSOE, ahora intentará mantenerse como lideresa del PSOE andaluz cerrando filas y realizando una ponencia política que contradice la línea política marcada por la dirección nacional, elegida mayoritariamente por la militancia del partido.

En la ponencia el PSOE andaluz se desmarca de las medidas planteadas por Pedro Sánchez para evitar profundizar en la división de la sociedad catalana de la del resto del estado, promovida por las derechas españolas y catalanas, reconociendo que España es un estado plurinacional.

Con este giro Susana Díaz pretende dinamitar los puentes que Pedro Sánchez intenta tender para lograr una mayoría alternativa que permita desalojar al gobierno más corrupta de Europa de la Moncloa.

Una estrategia, la de Pedro Sánchez, ya de por si difícil teniendo en cuenta la postura de Podemos reflejada en su argumentario interno, de tener como objetivo prioritario tensionar al secretario general del PSOE para lograr la hegemonía política de la izquierda atacando sistemáticamente al PSOE.

El líder del PSOE, tiene a Susana Díaz incrustada en el rencor, como una quinta columna vengativa entre sus filas. Algunos apuntan que negoció incluso con Rajoy, que no movió un músculo en agosto y septiembre del 2016 antes de su investidura, para cargarse a su secretario general. Quizás pierda las elecciones andaluzas y la ambición de esta señora se aplaque, cuando se tenga que marchar por una puerta giratoria que se busque ella misma.

Pedro Sánchez aseguró en su momento que si no lograba unir a las “fuerzas del cambio” buscaría los apoyos necesarios para acabar con las políticas de Rajoy en las urnas.

Si los partidos de la izquierda dejan de competir por el voto y compiten en solucionar los problemas de la gente, que para eso se supone que están, quizás algún día veremos a Rajoy jubilado y quizás andando rápido, acompañado de sus abogados.

Comentarios
Compartir