No saben la diferencia entre ruido y música

El ruido es un conjunto de sonidos desordenados, sin ton ni son. Es desagradable al oído y el cerebro no le encuentra sentido.  La música, por el contrario, es un conjunto de sonidos ordenados, de proporciones matemáticas, agradable al oído y el cerebro le encuentra sentido y lo disfruta.

Aunque esto es algo que parece sencillo de entender nuestros políticos y algunos medios de comunicación que ejercen a menudo como sus voceros no parecen tenerlo tan claro. Recientemente se ha creado una gran polémica en Sevilla entorno a las demandas de los músicos callejeros que piden la creación de una ordenanza que regule su actividad.

Este marco regulatorio ya existe en otras ciudades cercanas como Málaga y Marbella y precisamente basándose en el marco regulatorio de estas dos ciudades la Asamblea de Músicos y Artistas de Sevilla ha preparado un proyecto de marco regulatorio que consiga acabar con la “indefensión” que sufre este colectivo, especialmente agravada tras la puesta en marcha de la ordenanza de ruidos aprobada en el mandato de Juan Ignacio Zoido.

La Asamblea de Músicos y Artistas de Sevilla convocó un concierto y concentración en la Plaza Nueva (Sevilla) el pasado viernes. En el reivindicaron derechos laborales a los trabajadores del arte y la música y recogieron firmas para pedir al Ayuntamiento de Sevilla una ordenanza que regule los espectáculos en vías públicas y una situación puente hasta la aprobación y aplicación de la nueva ordenanza ya que los profesionales del arte tienen el derecho y la necesidad de trabajar todos estos meses.

Desde la Asamblea se han mostrado muy contrariados por la información publicada en El Correo de Andalucía ya que consideran que existen numerosas incorrecciones ya que, para empezar, no se puede modificar una ordenanza que no existe.

La Asamblea de Músicos se ha puesto en contacto con todos los partidos políticos que se han mostrado, según destacan desde el movimiento, “muy dispuestos” en mejorar la situación y crear un marco regulatorio.

Hasta la fecha ya han podido reunirse con representantes de Participa Sevilla, Izquierda Unida y Ciudadanos y por parte del Ayuntamiento han mantenido contactos con dos técnicos tras la intermediación de Pilar Távora. Pero por el momento todo son palabras y habrá que esperar a que este asunto se lleve a pleno. Esperemos que para entonces sepan diferenciar entre ruido y música.

Comentarios
Compartir