Sin eufemismos

España planea introducir nuevos límites para las apuestas deportivas y declara guerra al Match-Fixing

El regulador español está considerando la hipótesis de limitar las apuestas deportivas en categorías que involucran a los menores de edad, además de tener como principal objetivo la lucha contra el juego ilegal

La Dirección General de Ordenación del Juego, el organismo regulador del juego en España, está considerando la posibilidad de limitar las apuestas deportivas en el caso de las categorías de deportes relacionadas con menores de edad. Por el momento se trata sólo de una posibilidad y, por lo tanto, de un estudio sobre la manera de intervenir a nivel legislativo.

El director de la DGOJ, Juan Espinosa, explicó que “si bien actualmente los operadores de apuestas no incurren en nada ilícito permitiendo apostar en categorías formativas, el organismo a su cargo está evaluando limitar este tipo de apuestas”.

Según la Dirección General del Juego este tipo de apuestas en categorías en las que están involucrados menores de edad es “perfectamente prescindible para una oferta sana y regulada“.

En 2016, como destaca un informe publicado en Tragaperrasweb, el 5,1% de la población adulta (1,8 millones de personas) ha probado suerte con este tipo de apuestas frente al 3,8% registrado en 2015. Los jugadores son básicamente hombres (9,1% frente al 1,1% de las mujeres) y casi la mitad son menores de 35 años, con representantes de todos los estratos sociales.

Batalla a los ilícitos

Sin embargo, Espinoza precisó que “a día de hoy abolir las apuestas en determinadas categorías no está sobre la agenda, ya que el departamento quiere sobre todo luchar contra el mercado ilegal de apuestas como foco de los amaños deportivos”. Pero una limitación de ciertas categorías podría llegar en los próximos meses o años, después de una cuidadosa evaluación por parte del regulador.

Creemos que el elemento indispensable es la lucha contra el mercado ilegal de apuestas, que es la principal llaga del match-fixing”,explicó Espinoza. “Para ello, lo indispensable es tener un mercado regulado que sea competitivo, razonable y que en este sentido permita a los operadores ofrecer eventos y mercados que ellos consideran interesantes para los jugadores”, agregó. En este sentido, el regulador español cree que “el operador debe tener la responsabilidad primaria de determinar si un evento tiene un riesgo de fraude al incorporarlo a su catálogo de apuestas”.

El punto sobre el Match-Fixing

Espinoza participó esta semana en el seminario “La industria del juego y el mundo del deporte en España” organizado por el Consejo Superior de Deportes. Durante su discurso, recordó que los deportistas tienen prohibido por ley apostar en las competiciones en las que participan por la Ley 13/2011 de regulación del juego.

Según esta norma “los directivos de entidades deportivas, deportistas, entrenadores u otros participantes directos, así como jueces y árbitros, no pueden realizar apuestas relativas a su actividad deportiva“.

El director explicó que la decisión de recordar este aspecto se debe al hecho de que
donde se produjeron supuestas conductas de este tipo se han encontrado con la alegación de que los deportistas no conocían el texto legal”.

Por eso, el organismo regulador del juego en España, tiene como objetivo mejorar su comunicación con los agentes deportivos, federaciones y competiciones para explicar las implicaciones del sistema legal y las funciones de la DGOJ en caso de supuestos amaños de partidos, recordando que esta prohibición es más amplia y no prejuzga el hecho de un amaño”.

Ya hemos enviado cartas a distintas federaciones deportivas, poniéndonos a disposición, explicándoles el alcance de dicha prohibición y manifestando nuestra disponibilidad para trasladar de primera mano qué es lo que hacemos y qué es lo que puede hacer un deportista o no en relación al mercado de las apuestas“, añadió.

El director general para la planificación de juego, evaluó como “positivos” los primeros meses de funcionamiento del Servicio de Investigación Global del Mercado de Apuestas (SIGMA), una unidad encargada de centralizar, analizar y coordinar las informaciones generadas por el mercado online de apuestas de ámbito estatal relevantes para la persecución de las fraudes.

El objetivo para el próximo año y medio es “potenciar la parte de inteligencia de mercado” para establecer “indicadores y pautas” que les permitan anticiparse a las investigaciones policiales o judiciales en caso de posibles amaños, concluyó.

loading...