Sin eufemismos

Descubren las ‘chapuzas’ de la Junta para falsear las listas de espera

Las listas de espera del SAS, Servicio Andaluz de Salud, están falseadas según han desvelado miembros del sindicato médico a EL MUNDO y ha descubierto, Jesús Maeztu, el Defensor del Pueblo Andaluz.

Maeztu, ha detectado a través de la denuncia de un paciente, las prácticas del Gobierno de Susana Díaz para maquillar las listas de espera que se supone deben ser de un máximo de 180 días.

El Defensor del Pueblo Andaluz no solo alerta de que el paciente fue operado 16 meses después del registro en la lista de espera, sino que por asistir a urgencias por los dolores que sufría pasó a una situación de suspensión por una supuesta reevaluación clínica cuando el dolor se producía por el problema médico que padecía y por el cual iba a ser intervenido.

A su vez, desde el sindicato médico se ha afirmado al diario EL MUNDO que los datos que proporciona el Gobierno de Susana Díaz son falsos sobre las listas de espera quirúrgica y que se engaña a través de un sistema de incentivos que califican de ‘perverso’.

El sindicato detalla como se presiona a los médicos de familia para que no deriven pacientes al especialista demorando así la intervención quirúrgica necesaria. Además el Gobierno de Susana Díaz no cuenta el periodo transcurrido desde que el paciente se hace la prueba hasta que recibe el informe y es visto de nuevo por el especialista, que suele ser de meses y a veces de “más de un año”.

El sindicato afirma que hay presiones a los médicos especialistas para que no metan a pacientes en las listas de espera, y denuncia que se ha establecido un sistema de filtros que sacan a los pacientes de la espera incluidos por los propios especialistas.

Además resaltan que si por ejemplo, el anestesista requiere de otra prueba antes de la operación, esa espera tampoco se computa.

Y lo más llamativo, si la intervención del paciente es derivada a un centro privado concertado, se elimina de la lista aunque falten meses para ser operado.

Por último denuncian que si el paciente se niega a ser intervenido en otro centro distinto al que le corresponde se le pasa al final de la lista de espera.

loading...