Sin eufemismos

Qué mejor regalo que París

Y es que París bien vale una Navidad, porque se acercan unas fechas entrañables donde el consumismo se ha apoderado de todos los sentimientos y la casi obligada tradición de realizar un regalo lleva a muchas personas a comprar sin ton ni son; y no se trata de pensar en términos de utilidad, sino al menos de sorpresa y cumplir algún deseo. Y ese regalo ideal que todos desean es París en estas fechas. No hay sorpresa igual a esta, estén seguros.

Actividades no les faltarán  qué hacer en Pascuas ni en Nochevieja, porque no olviden que están en la capital del glamour. Fiestas y compras son casi las actividades obligadas pero tienen mucho más que ver. Los famosos mercadillos navideños no pueden perdérselos, porque son parte de la capital de Francia en estas fechas, donde las luces y adornos le acompañarán durante su estancia.  

Siempre puede  ir de monumentos; o visitar algún barrio de los muchos siguiendo los consejos de amigos y conocidos que estuvieron allí ya: quizás el barrio latino o la Île de la Citè; y ¿por qué no el famosísimo barrio de Montmartre?; son muchos barrios de París y las dudas no harán más que aumentar. No es sencillo escoger cuando hay tantísimo y de tanta calidad y belleza.

Tiendas; cafeterías; restaurantes; viajes turísticos, y un sin fin de actividades que les obligará a llevar programado el itinerario sino quieren desperdiciar el tiempo y por querer abarcar no pueden ver algo de lo mucho que les ofrece la ciudad.

Y es que la capital de la vecina Francia es quizás una de las ciudades más soñadas del mundo y todos han pensado en ir en alguna ocasión y los más afortunados que ya estuvieron, en volver. Si siempre es momento para visitarla, ahora quizás es mucho más fácil por asequible. No son necesarios muchos días de vacaciones, ni siquiera una semana completa. Para empezar, con un fin de semana será suficiente para descubrir su encanto y quedar hechizados para repetir próximas visitas. Ahora, con las ofertas de vuelo, en ocasiones es hasta más económico que quedarse. Vayan en estas fiestas y el alojamiento no será problema, aunque la inquietud les puede surgir ante lo numeroso y variado de la oferta, los barrios y zonas donde alojarse dependiendo de la que piensen visitar. Entren en hoteles en París y dejen que los profesionales de los viajes les solucionen cualquier inquietud que pueda surgirles. En Navidad, no deje que nada les estropee su sorpresa. Acertarán seguro.

loading...