Sin eufemismos

Los empleados públicos de la Junta ya trabajan desde casa sin saber qué hacer

El Gobierno de Susana Díaz no aclara qué tareas, cómo se controlan y cómo se vigila a los jefes en su toma de decisiones sobre los trabajos realizados desde casa

Los cerca de 250.000 trabajadores públicos de la Junta van a comenzar comienzan hoy a trabajar desde casa 2,5 horas a la semana sin que el Gobierno de Susana Díaz haya especificado los mecanismos de control del trabajo de dichos empleados.
Tanto los sindicatos como los trabajadores no saben aún las tareas concretas a realizar desde sus hogares ni cómo las van a controlar sus jefes ni quién va a controlar el criterio de los jefes de que se ha cumplido el trabajo.
El Gobierno de Susana Díaz se saltó mediante un atajo la sentencia del Tribunal Constitucional que anulaba el decreto de las 35 horas para los empleados públicos de la Junta con una medida que no supo explicar, que no tuvo certezas de su constitucionalidad, y a que aún no ha detallado a los andaluces.
El pasado 26 de diciembre el Gobierno andaluz aprobó la medida a pesar de que el máximo órgano jurídico de España había dictado que la regulación de las horas de trabajo es una competencia exclusiva del Estado. Días antes había anunciado la medida si saber cómo iba a hacerla y si era anticonstitucional. 

Al parecer, el Gobierno de Díaz pretende controlar, de forma anual que esas 2,5 horas semanales de trabajo desde casa se han dedicado a la preparación, organización de tareas, consulta e información de materias relacionadas con el trabajo así como la formación para el perfeccionamiento y desarrollo profesional desde casa.
Lo que no sabemos es qué significa todo esto, ni cómo se va vigilar, qué parámetros se van a utilizar además de la decisión discrecional de los jefes de departamento. Tampoco hemos recibido información desde el Gobierno de Susana Díaz de cómo se va a vigilar a los jefes ni si esta medida es simplemente electoralista o qué pasará si es anulada por el TC de nuevo, y si entonces, los trabajadores tendrán que echar más horas en su lugar de trabajo para recuperar las horas que el Tribunal Constitucional no reconociera como legales.
El presidente del Sindicato Andaluz de Trabajadores se ha preguntado al respecto “quién va a controlar a los jefes” de cómo validan que el trabajo de sus subordinados han hecho su trabajo desde casa.

loading...