Sin eufemismos

Cómo viajar seguro con tus mascotas

Una buena preparación previa es fundamental para que todos los miembros de la familia disfruten del viaje.

Para muchas familias, salir de viaje no es lo mismo si no pueden ir acompañadas de sus mascotas. Pero puede ser fuente de estrés, tanto para nosotros como para los propios animales. Por eso, es fundamental una preparación muy cuidadosa, que garantice la comodidad y seguridad de todos los ocupantes.

Especialmente si se trata de un viaje largo, hacerlo con una mascota implica bastante más que buscarle un hueco y esperar que no se mueva demasiado. Desde animalesdelpolonorte.com, amantes de todo tipo de animales, nos dan algunos consejos para preparar un viaje que sea seguro.

Un asiento adecuado

Al igual que no podemos viajar con niños si no se cuenta con un asiento adaptado a su edad o altura, no podemos viajar con mascotas si estas no están en un soporte adecuado. Hay muchos tipos de cajas, jaulas y transportines, de diversos materiales, que se adaptan a una u otra especie en función de su tamaño o incluso del tipo de vehículo que vamos a usar. Elige muy bien para que tenga un viaje confortable.

También debes asegurarte de que tiene buena ventilación. Aún si llevas a tu mascota en el maletero, no la pongas como si fuera un bulto más. Piensa en cómo irías tú si a tu alrededor hubieras montones de maletas y ni un pequeño hueco para respirar.

Además, si a la hora de educar a un cachorro lo acostumbras a que ese es su sitio cuando viajeis, será mucho más fácil hacerle entrar y que disfrute del viaje junto al resto de la familia.

Planifica paradas regulares

Puede que seas de esas personas que prefieren hacer el viaje sin parar a estirar las piernas solo para llegar un poco antes. Además de no ser la mejor opción, en caso de que viajes con mascotas es imprescindible que hagas paradas cada 2 o 3 horas. Deja que salga un poco y tome aire, se mueva y vuelva de nuevo a su sitio.

Aunque es necesario para todo tipo de mascotas, en casos muy concretos lo es todavía más. Por ejemplo, cuando se trata de su primer viaje o es un animal al que no le gustan demasiado los cambios, como es el caso del gato azul ruso.

No des de comer a tu mascota durante el viaje, ni si quiera si es un trayecto largo. Mejor dale algo un par de horas antes de poneros en marcha. Eso sí, cuando pares dale un poco de agua para evitar la deshidratación, mejor si es embotellada para asegurarte de que no le sienta mal. A veces el agua de los grifos que hay en ciertos estacionamientos para viajeros no está pensada para beber, y puede causar problemas en su organismo.

Asegúrate de llevarlo todo en regla

Si vas a cruzar una frontera, necesitarás llevar su cartilla de vacunación y la identificación adecuada según sea el tipo de mascota que lleves. Aún si viajas dentro del país, no es mala idea llevarlo todo por si acaso.

En caso de que tengas alguna duda, consulta con un experto. Tu clínica veterinaria en Coslada puede darte las pautas para que al viajar no tengas ningún problema.

Nunca dejes sola a tu mascota

Aún si dejas las ventanas abiertas, dejar a tu mascota en el coche un día de verano puede causarle un golpe de calor. Si es invierno, el frío lo convierto en un frigorífico. Por eso, lleva contigo a tu mascota y no la dejes sola. Si entras a algún sitio y no dejan que haya animales, átala en la puerta y no la pierdas de vista.

¡Que toda la familia disfrute del viaje!

loading...